© 2019 Nora Cherñajovsky

Video y fotografía, 13' / 2017

El Capital ha devaluado nuestra manera de amar

Durante el desarrollo infantil, la fase del espejo nos lleva a mirarnos en el espejo del otro y de los otros para construir la imagen de nosotros mismos. En la manipulación de la imagen por el otro se encuentra la fuente de sumisión por el espejo. 

Siendo mujer me identifico plenamente con la reflexión acerca de estar ocultas en el pliegue de la visión del patriarcado.

En el arte de las mujeres desde finales de los sesenta, aparecen los cuerpos, diferentes a los que habían mostrado los hombres hasta entonces en el arte. Aparece lo doméstico la enfermedad, el sexo, las heridas, lo interno, lo escondido.

Cambiaron el paradigma.

Soy una niña con afición al dibujo y la pintura. 

Aún así, la presión de haber ido al Nacional Buenos Aires y tener padres universitarios, me llevó a buscar una Facultad que me permitiera acercarme al arte. 

” Somos todos un poco fronterizos, nómadas, híbridos, tras terrados, inmigrantes, incluidos, excluidos, travestidos. Tiempos éstos de identidades borrosas, de apariencias equívocas, del eclipse de visibilidades fiables, tiempos de la fuzzy logic o lógica borrosa, tiempos difíciles para el mostrar”. 

A partir de los años 70, se instala la “política que es propia del capitalismo financiero, la cual se rige por procesos de subjetivación. La confrontación con este campo problemático impone la convocatoria a una mirada transdisciplinaria, ya que están allí imbricadas innumerables capas de realidad, tanto en el plano macro político como en el micro político”
Es en ese período histórico de crisis y malestar lo que desencadena en mí una búsqueda desde el cuerpo y el movimiento energético y expresivo. 
Muchas de las personas cayeron en la trampa deslumbrados por el prestigio de su imagen en los medios, salarios altos. Es un tipo de relación de poder que se da por medio del hechizo de la seducción, el sometimiento al amo, al identificarse con él.

El capital ha devaluado nuestra manera de amar. A partir de ahí se abren diversos caminos. Apego a las formas tradicionales del capital, o creación de otros territorios de deseo. En los extremos, la simbiosis por un lado y la soledad célibe que no puede tejer la urdimbre, por el otro.

Mi interés es tomar una modalidad del sistema machista donde las mujeres se califican por sus características físicas, ironizándolo. Me siento totalmente afectada por la subversión de los valores como los de solidaridad, contacto y sensibilidad.

Además, tuve una hija a los 20 años, al año de mi casamiento con el novio de la adolescencia. 

Se abrió un nuevo mundo que recorrí en los años posteriores: el universo del cuerpo.

Capital has undermined the way to love

My interest is to take a modality of the macho system where women are qualified by their physical characteristics, ironizing it. I feel totally affected by the subversion of values such as solidarity, contact and sensitivity.